Llámanos
625 69 68 79
Horario del centro
Lun. a Vie. de 9.30h a 20.30h
Entrevista: «Las personas con baja autoestima se boicotean porque no saben poner límites»_Centro de psicólogos Impulsa

Entrevista: «Las personas con baja autoestima se boicotean porque no saben poner límites»

Sílvia Raset, psicoterapeuta y directora de nuestro centro, nos explica en esta entrevista cómo se construye la autoestima, lo que puede minarla y los aspectos clave que se trabajan en terapia para reconstruirla.

 

¿Cómo se conforma la autoestima? ¿De qué depende?

La autoestima empieza a construirse durante la infancia y depende de los mensajes de valoración sobre nuestra persona que recibimos del entorno. Durante los primeros años de vida, este entorno lo componen fundamentalmente los padres, además del resto de los familiares. Y más tarde, el entorno se amplía a la escuela, etc.

 

¿Un niño querido y valorado crece con una buena autoestima?

Sí, el niño que se siente querido se siente merecedor de amor y crecerá con una buena autoestima al constatar que las personas que son importantes para él lo valoran.

 

¿Por qué es tan importante la autoestima para nuestro bienestar?

Porque la baja autoestima está en la base de un gran número de problemáticas: miedos, bloqueos, crisis de ansiedad, etc., y de los boicots que muchas veces nos hacemos a nosotros mismos por falta de confianza y seguridad, por creer que no somos capaces de hacer frente a muchas situaciones cotidianas. Por ejemplo, si me creo merecedor de un mejor puesto de trabajo, lucharé por él, pero si pienso que no estoy lo suficientemente capacitado, ni lo intentaré.

 

¿Puede afectar a todos los ámbitos de nuestra vida?

Sí, a nuestra relación de pareja, a la relación con nuestros hijos, a las relaciones sociales, a los proyectos laborales, etc. Al final, puede impregnar los diferentes ámbitos de nuestra vida.

 

¿Cuáles son los problemas más habituales que tratáis en consulta?

Las relaciones de dependencia y las relaciones interpersonales tóxicas: con frecuencia, detrás de ellas hay una baja autoestima. Muchas personas no entienden por qué se ven envueltas en relaciones tóxicas y es porque se relacionan con los demás desde una posición que las permite o incluso las atrae.

 

«Creemos, o nos hacen creer, que si no llegamos a ciertas cuotas de éxito no somos merecedores de reconocimiento»

 

¿Qué características definen a una persona con una buena autoestima?

Yo siempre hablo de «sana autoestima». Una persona con una autoestima sana es la que no tiene ni una autoestima sobredimensionada ni una autoestima deficiente. Es decir, es una persona que es consciente tanto de sus capacidades como de sus limitaciones.

Hay personas que tienen un gran potencial y son incapaces de reconocerlo. No son conscientes de lo que son, ni de lo que son capaces; por lo que operan desde una creencia sesgada de sí mismas. Y hay otro punto fundamental.

 

¿Cuál es?

Quererse implica saber que uno es suficiente, que es suficiente tal y como es. A menudo, nuestra autoestima se ve condicionada por las expectativas que nos genera la sociedad, expectativas que están relacionadas con el hacer y el tener, con lo que se supone que es el éxito. Creemos, o nos hacen creer, que si no llegamos a ciertas cuotas de éxito no somos merecedores de reconocimiento. Una cosa es querer evolucionar como persona ―lo cual está muy bien― y otra muy distinta es vivir pensando que el afecto y la consideración de los otros depende de si alcanzamos una serie de metas impuestas.

 

Hay que ser consciente de lo que uno quiere

Sí, porque estas expectativas u objetivos externos nos impiden avanzar en nuestro recorrido como personas. En lugar de actuar como motivación, nos bloquean y crean en nosotros el sentimiento de fracaso.

 

¿Qué puede dañar nuestra autoestima?

Como he mencionado antes, las relaciones en la primera infancia son fundamentales. Un espacio de crianza inadecuado, probablemente, perjudicará la construcción de una sana autoestima. Más adelante, como somos seres sociales y no podemos prescindir completamente de la opinión de los demás, una situación prolongada de desaprobación y menosprecio por parte de otras personas de nuestro alrededor también puede minar la valoración que hagamos de nosotros mismos.

 

Entrevista: «Las personas con baja autoestima se boicotean porque no saben poner límites»_Centro de psicólogos Impulsa
 

Cuando uno no se valora a sí mismo, ¿se agravan las repercusiones con el tiempo?

Sí, en el sentido de que la persona no sabrá hacerse respetar, poner límites, decir que no, tener en cuenta sus necesidades, etc., y esto le causará problemas en el trabajo y en su vida privada y social. Accederá a hacer favores que quizá no querría hacer, vivirá situaciones de abuso y establecerá relaciones que irán perjudicando cada vez más su autoestima. Son las personas que suelen expresar quejas como: “No valoran mi trabajo”, “No valoran mi tiempo”, “No me agradecen todo lo que he hecho”, etc., sin darse cuenta de que ellas mismas lo están fomentando con su actitud.

 

¿Qué aspectos se trabajan en la terapia para modificar estos comportamientos?

Trabajamos dos aspectos en paralelo: en la reconstrucción de la autoestima, que es un aspecto de tipo más racional, y en los conflictos que vive la persona en el momento presente. Es decir, ayudamos a la persona a romper las creencias erróneas sobre sí misma y, a la vez, abordamos las situaciones de su vida cotidiana que le presentan dificultad para que sea consciente de que esas creencias no tienen ninguna base real, desarrolle nuevas perspectivas y adquiera herramientas para vivir desde el respeto hacia sí misma.

 

¿Por ejemplo?

Recuerdo el caso de una paciente que quería cursar una carrera universitaria, pero no se veía capaz. Cuando juntas analizamos su trayectoria académica, vimos que nunca había tenido ningún problema con los estudios. Su miedo al fracaso no estaba fundamentado en ninguna experiencia pasada como estudiante.

 

¿Qué otros aspectos se trabajan en terapia?

La asertividad, porque es clave para las relaciones interpersonales. Es fundamental poder expresar adecuadamente lo que uno piensa y siente. Las personas con una baja autoestima suelen ser poco asertivas y, como renuncian a ser quienes son, terminan teniendo un comportamiento pasivo-agresivo. Es decir, como se sienten «poca cosa», se callan sus opiniones o no se atreven a hacen valer sus ideas y esto les va generando frustración y, en consecuencia, rabia.

 

¿Buscan el reconocimiento de los demás?

Sí, pero de una manera equivocada. Escogen lo que dicen en función de lo que creen que el otro quiere oír porque piensan que así serán aceptados o apreciados. Pero, como es normal, luego se sienten mal porque están yendo en contra de lo que sienten, y esto les provoca rabia y agresividad. Hay que salir de esta dicotomía y situarse en un punto equilibrado. Con la práctica, la persona se va dando cuenta de que puede ser ella misma y de que cada vez es más respetada por las personas de su entorno; lo cual va aumentando su autoestima.

 

«Cuando hay una baja autoestima, o bien se actúa desde el servilismo o bien se actúa desde la agresividad»

 

¿Nos queda por mencionar algún aspecto importante de la terapia?

Sí, las personas con baja autoestima no saben poner límites, y sin límites uno se boicotea a sí mismo constantemente. Hay que aprender a identificar qué situaciones hacen necesario establecer límites. Es básico.

 

¿Hasta qué punto debe influirnos la opinión de los demás?

Tomar en consideración la opinión de los otros está bien porque, si es constructiva, nos puede ayudar a crecer como personas o profesionalmente, pero las opiniones nunca deben poner en riesgo nuestra autoestima. Cuando somos pequeños, esta se construye a través de los gestos y los mensajes de valoración de nuestros padres. Pero si una persona no recibió estos mensajes durante su infancia, después irá buscando constantemente la aprobación de los demás para llenar ese vacío y equilibrarse emocionalmente.

 

¿Porque emocionalmente sigue siendo un niño?

Así es. Y por eso necesita que su jefe le diga constantemente que ha hecho bien su trabajo, que sus amigos le alaben, etc. E irá calibrando qué gestos, tonos, frases y acciones le reportan ese supuesto reconocimiento para obtenerlo. Se adaptará a lo que cree que son las expectativas de los demás, renunciando a ser quien es.

 

¿Es lo que les ocurre a muchos adolescentes en las redes sociales?

Sí, el mecanismo es muy similar. Muchos adolescentes, y también algunos adultos, buscan el reconocimiento en estas plataformas maquillando su realidad, mostrando una vida idílica que no se corresponde con la que tienen, porque la vida no es idílica. Cuando otros adolescentes no son capaces de filtrar ese contenido y se creen todo lo que ven, terminan sintiendo que sus vidas son muy diferentes, lo que les causa un gran malestar. Ni los unos ni los otros se están permitiendo ser quienes son, y esto es un síntoma de que no hay un buen equilibrio emocional.

 

La fortaleza está en aceptarnos y reconocer nuestras limitaciones

Sí. Las limitaciones y la imperfección forman parte del ser humano, y hay que aceptarlo y vivirlo con normalidad. De otro modo, se entra en un bucle de autoexigencia que solo lleva a la frustración.

 

¿Es el caso de las personas autodefensivas?

Sí, cuando hay una baja autoestima, o bien se actúa desde el servilismo o bien se actúa desde la agresividad. Pensemos en esos jefes, por ejemplo, que enmascaran sus inseguridades con actitudes rígidas o despóticas, o en las personas que comúnmente llamamos «bordes». Lo que hay detrás de estas actitudes es el miedo a quedar en evidencia, a mostrar sus vulnerabilidades.

 

¿Cómo suele ser la evolución del paciente en terapia?

En algunos casos, el primer paso es descubrir que la causa del problema con el que acude la persona a consulta es una baja autoestima. Después, es muy importante la predisposición que tenga a hacer cambios. También hay que tener presente que hay personas que, por ejemplo, tienen una buena autoestima para todo lo que hace referencia al ámbito profesional y, en cambio, la tienen frágil en lo que respecta a su imagen personal o a su relación de pareja. No es lo mismo abordar un problema de autoestima que afecta a todos los ámbitos simultáneamente, que trabajar en la valoración errónea que una persona hace de sí misma en un solo ámbito. La evolución de la terapia variará en función de todos estos factores.

 

Como padres, ¿qué podemos hacer para ayudar a nuestros hijos a construirse una sana autoestima?

No excedernos nunca en las exigencias, ya que esto crea en los hijos un sentimiento de insuficiencia. También es importantísimo valorar lo que hacen bien, pero las valoraciones no deben ser gratuitas. Si nuestro hijo hace algo que realmente merece nuestra aprobación genuina, hay que verbalizarlo diciéndole que nos sentimos orgullosos o reconocérselo con una mirada o con un gesto. Esto le ayudará a desarrollar confianza en sí mismo. Sin embargo, no le hacemos ningún favor si le aplaudimos por todo. Un niño sabe cuándo la comunicación es sincera. Otra cuestión esencial es enseñarle a tolerar el error, y para ello el niño necesita comprobar que nosotros también lo toleramos. Si, por ejemplo, nuestro hijo está intentando atarse los cordones de los zapatos y, como le cuesta, le decimos «Ya lo hago yo», le estamos desacreditando, le estamos enviando el mensaje de que no creemos en su capacidad para hacerlo. Tenemos que tener presente que está aprendiendo. Tarde lo que tarde, cuando termine, debemos decirle lo bien que lo ha hecho. Así confiará en su capacidad e irá cogiendo destreza. Darles autonomía y no sobreprotegerlos es clave. De hecho, todos aprendemos así. Y jamás debemos comparar a un hijo con uno de sus hermanos o con otros niños. Por último, es muy importante tener en cuenta que los padres actuamos de modelo: a partir de nuestras acciones y actitudes, nuestros hijos aprenden a vivir.

Si quieres hacernos una consulta sobre este tema, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de psicólogos.

Aquest lloc web fa servir "cookies" per que tingueu la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades "cookies" i l'acceptació de la nostra política de cookies , premi l'enllaç per a més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies