Llámanos
625 69 68 79
Horario del centro
Lun. a Vie. de 9.30h a 20.30h

A veces, las madres y los padres estamos preocupados por nuestro hijo/a porque notamos que está inquieto, nervioso, triste, con ansiedad... O bien vemos que en casa o en la escuela tiene comportamientos que no son adecuados y esto nos angustia.

Es posible que haya una causa emocional detrás de este malestar. Por eso en IMPULSA hacemos una valoración multi-nivel, donde contemplamos las áreas emocional, conductual y relacional del niño/a o adolescente.

A lo largo del tratamiento con el niño o el adolescente, mantendremos contacto con la familia, ofreciéndoos un seguimiento periódico de la evolución de vuestro hijo/a.

La Terapia Psicológica Infanto-juvenil está orientada al tratamiento de:

 

  • Dificultades emocionales
  • Miedos y ansiedad
  • Baja autoestima
  • Habilitados sociales
  • Alteración del sueño
  • Problemas de conducta
  • Trastornos de eliminación
  • Prevención de adicciones
  • Trastornos alimentarios
  • Problemas de adaptación a los cambios

Problemas emocionales

Se le nota triste, nervioso, irritable, agresivo… Tiene cambios en el estado de ánimo, problemas a la hora de comer y/o de dormir, ha disminuido su rendimiento académico…

Miedos y ansiedad

Tiene muchos miedos (a dormir solo, a la oscuridad, a separarse de los padres, a relacionarse con otros niños/as…), se preocupa de forma excesiva por algunos temas, se queja de mareos, de dolor de cabeza o de barriga, evita situaciones que lo angustian…
 

Problemas de conducta

Tiene un comportamiento intimidatorio, discute con los adultos, incumple las normas, muestra una actitud desafiando, agresiva, le cuesta controlar sus emociones, hace explosiones de rabia…

Psicología Infantil_centro de psicología BarcelonaBaja autoestima

Ves que no quiere participar de los juegos, evita relacionarse con otros niños/as, disminuye su interés en los aprendizajes… Puede tener una baja autoestima en estas áreas. El rechazo o la evitación son formas de reaccionar ante las situaciones que el niño no se siente capaz de afrontar. Mentir o culpar a los demás son otros mecanismos para no tener que hacer frente a estas dificultades. El miedo al fracaso también puede manifestarse con agresividad y actitud hostil.

 

Problemas de relación con los demás

Se muestra tímido, vergonzoso, inseguro, tiene dificultad para hacer amigos, se aísla, evita situaciones donde hay otros niños/a.

O bien todo lo contrario, se discute con facilidad, se muestra irascible, se pelea habitualmente con sus compañeros.

Trastornos de la eliminación (control esfínteres)

Enuresis y encopresis (control de esfínteres). Se hace pipí (enuresis) o caca (encopresis) en lugares inadecuados, de forma repetida, en una edad en la que correspondería haber adquirido el control de los esfínteres, ocasionando malestar en el niño/a e interfiriendo de manera negativa en sus actividades.

Dificultades para adaptarse a los cambios

Algunas situaciones pueden resultar difíciles de entender y asimilar por un niño: la separación de los padres, la llegada de un hermano menor, cambio de escuela, enfermedad de un familiar, cambio de residencia, proceso de adopción… Estos cambios pueden originar alteraciones en el comportamiento, en el estado de ánimo, disminución del rendimiento escolar, etc.
 

Trastornos alimentarios

Se caracterizan por pensamientos focalizados en la imagen corporal, deseo intenso de adelgazarse, angustia ante la posibilidad de ganar pes, distorsión de la propia imagen; conductas restrictivas (disminución de la ingesta en tipo de alimentos y/o cantidad), purgativas (vómitos provocados) o compensatorias (ejercicio físico).

 

Alteraciones del sueño

Tiene miedo a la hora de ir a dormir, le cuesta quedarse dormido, tiene pesadillas frecuentes, terrores nocturnos, insomnio, aparece alteración del ritmo sueño-vigília… Todas estas situaciones afectan a la calidad del sueño del niño/a y pueden repercutir en sus actividades durante el día.

Duelos y pérdidas

 
Igual que nos ocurre a los adultos,también los niños y los adolescentes sufren con las pérdidas. Los duelos pueden ser de diferentes tipos: la muerte de un familiar, la separación de los padres, un cambio de escuela... Cada una de esta situaciones puede afectarle y en ciertos casos, el acompañamiento emocional puede ayudarle a superar esa experiencia.

Prevención de adicciones

Las adicciones conductuales, al igual que las adicciones a sustancias, generan una recompensa, en forma de satisfacción psicológica o social. En el caso de las nuevas tecnologías (internet, móvil, redes sociales, videojuegos), pueden llegar a desencadenar un comportamiento compulsivo, una dependencia psicológica y una alteración de los entornos cotidianos (familia, escuela…). Los adolescentes, además de estas actividades, también están expuestos en diferentes sustancias como el tabaco, el alcohol, el cannabis, etc. La prevención de conductas de riesgo y el tratamiento de las adicciones tienen como objetivo encontrar alternativas en la conducta adictiva para restablecer el funcionamiento adecuado del joven.

Psicología Infantil_centro de psicología Barcelona

Aquest lloc web fa servir "cookies" per que tingueu la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades "cookies" i l'acceptació de la nostra política de cookies , premi l'enllaç per a més informació.

ACEPTAR
Aviso de cookies